Instituto de Coronel acompañó a usuarios del Albergue Móvil

Funcionarios, estudiantes, padres y apoderados del Instituto de Humanidades Antonio Moreno Casamitjana de Coronel sirvieron con alegría en el albergue móvil “La Misericordia”, continuando con el voluntariado que los Colegios del Arzobispado comprometieron durante todos los viernes de 2019.

José Tomás Rubilar Alarcón, alumno del octavo año A, dijo “al principio no quería venir, como que me daba lo mismo, pero después me di cuenta que es gente que está necesitada de ayuda. Mi mamá me había invitado a ayudar, a veces uno no es muy agradecido con las cosas y por eso ella me trajo para que me diera cuenta que debo ser agradecido con lo que me dan en mi casa, aunque a veces no sea tanto”.

Marcela Canales Lincheo, funcionaria y apoderada del Instituto, señaló “estoy junto a mi esposo, es muy especial compartir con las personas en situación de calle, apoyando y satisfaciendo sus necesidades básicas como la alimentación, pero por sobre todo en la capacidad de escucharlos, ya que para ellos lo más importante es que alguien escuche sus anécdotas y necesidades”.

La comunidad del Instituto de Coronel preparó su voluntariado con dedicación y esmero. Compartieron alimentos con las personas en situación de calle que acudieron ese día, dialogaron con ellos y les sirvieron con mucho amor, con la misión de transmitir su experiencia a los demás miembros de la comunidad educativa.